domingo, 22 de agosto de 2010

La Moderación

En el documento de Effective online facilitation (Australia Flexible learning framework, 2002, p.2) enuncian los siguientes como roles o cualidades del moderador de cursos en línea:
  • Involucrar a los aprendices en el proceso de aprendizaje, especialmente al comienzo del curso.
  • Habilidad para escuchar, interrogar y dar retroalimentación.
  • Habilidad para direccionar y apoyar a los estudiantes.
  • Cualidades para dirigir discusiones en línea.
  • Habilidad para construir equipos en línea.
  • Capacidad para construir relaciones.
  • Capacidad para motivar.

Teniendo en cuenta los roles anteriores, creo que en otros cursos virtuales a los que he "asistido" el rol de algunos de los docentes se ha aproximado a esta propuesta, sin embargo, otros tantos, han carecido de retroalimentación y capacidad para motivar, ya que intuyo, creerían que como somos adultos no necesitamos de motivación y que esta debería provenir de nosotros mismos y de nuestras ganas y necesidad de aprender algo a lo que nos inscribimos voluntariamente. No me atrevería a catalogarlos como moderadores, facilitadores ni expositores, ya ellos tuvieron características de varias de estas categorías, por lo que no encajarían solo en una modalidad.

En el curso que estoy realizando actualmente de Docencia en aprendizaje mediado por TIC, podría decirse que a la altura de la segunda semana, sentí acompañamiento y motivación por parte de los docentes encargados de este, ya que recibí mensajes personalizados donde podía percibir que ellos eran conscientes del proceso que había llevado hasta el momento y me animaban a seguir adelante.

Las herramientas que se me han propuesto durante el curso como ayuda y apoyo para formar las bases que me sirvan para construir las discusiones y aportes en este blog han sido numerosas y muy valiosas, me ha apoyado en los videos, presentaciones, lecturas y clases sincrónicas, lo que ha sido de gran ayuda. Igualmente, la lectura de los blogs de los compañeros y sus compañeros han abierto el horizonte de mis pensamientos y mi forma de ver las cosas, las cuales no tienen que ser siempre blancas o negras.

Durante un curso previo, aprendí el manejo y elaboración de mapas conceptuales, lo que al inicio fue un reto para mi, pero que a la larga se convirtió en una herramienta que puedo seguir utilizando en beneficio propio y a la vez me servirá de instrumento para utilizar con mis alumnas.

La evaluación por su parte, ha jugado un papel importante en la labor de moderación de los docentes ya que cuando éstos ven que el ritmo que yo u otros aprendices llevamos en el curso, no es el que ellos esperan, en ocasiones, lo que en un comienzo era opcional, como participar en foros, o adelantar proyectos, se vuelve un detonador para empezar a sentir presión por parte de ellos (los moderadores) para que nuestra participación y el tiempo que nos tomamos en el proceso cumpla con sus planes, aunque es de entender que ellos también están presionados por la institución para la cual laboran y que no nos pueden esperar indefinidamente. A su vez, los aprendices en su desesperación, cuando pasan por procesos de insertidumbre y conscientes de la importancia de los resultados de su evaluación, hemos escrito comentarios emotivos donde nos descargamos con el docente, esperando tal vez, desahogar nuestra frustración; en momentos como estos, es cuando el moderador debe hacer uso de toda su experticia y profesionalidad para manejar esos momentos por los que creo todos los alumnos podemos pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada