lunes, 27 de septiembre de 2010

La moderación II


Ponerse en el lugar del otro y detenerse a pensar en que pretenden por ejemplo, los moderadores del curso cuando nos proponen las actividades, me lleva a pensar que lo que buscan es que al cuestionar a otros y cuestionarnos a nosotros mismos también, en el proceso que llevamos con nuestros alumnos, tengamos la capacidad de reflexionar al respecto y buscar alternativas que nos conlleven a realizar cada vez mejor nuestra labor y a la vez a continuar siendo analíticos y ser constantes en esa búsqueda de mejoramiento continuo.


Durante el transcurso del curso, me he sentido estimulada por Diego cuando hace comentarios en mi blog y a pesar de mis aportes generalmente cargados de mucha sinceridad (la cual algunos pueden considerar beligerante), no me he sentido juzgada, por el contrario, siento que entiende mis puntos de vista, los respeta y a la vez me plantea preguntas que me permiten reflexionar. En todo momento durante el curso se ha estimulado la autonomía, ya que constantemente se nos ofrecen recursos para que nosotros mismos exploremos y saquemos nuestras propias conclusiones (en el caso de videos, presentaciones, documentos) o para que aprendamos a utilizarlos (en el caso de herramientas).


El facilitador en un curso virtual es responsable de propiciar un ambiente lo suficientemente claro, que permita que los estudiantes se desenvuelvan en él, sin dificultades en la comprensión de las instrucciones, además es importante que esté pendiente del proceso de sus alumnos para cuando ellos lo necesiten los estimule y motive a continuar, ya que es normal que en camino a algunos se les empiece a acabar el combustible de la motivación inicial, sin embargo, esto no ocurre en todos los casos ya que algunos con la experiencia de haber superado varios cursos como éste ya no pasan posiblemente por esa etapa.


Las herramientas seleccionadas por los moderadores para facilitar el curso han encajado perfectamente con los propósitos expuestos por ellos, han permitido además que algunos hayamos experimentado con ayudas (como el blog) que de otra forma, seguramente nunca abríamos explorado siquiera. Inicialmente, algunas de ellas son un dolor de cabeza mientras nos habituamos a utilizarlas, pero luego de interactuar con ellas y familiarizarnos con su uso, permiten que realmente se logre el objetivo y dejen de ser un obstáculo.


Durante las sesiones sincrónicas, he sentido altibajos, muchos de los temas planteados han sido muy interesantes, además ha sido un espacio para aclarar dudas, expresar opiniones, establecer acuerdos, desacuerdos etc., sin embargo, en algunas ocasiones se ha dedicado más tiempo del necesario a discutir sobre temas que no lo requieren y se continua dando vueltas sobre lo mismo sin llegar a ningún punto (caso del backchannel).


Con respecto a la moderación del curso, considero que la responsabilidad ha recaído principalmente en los facilitadores, no obstante, han sido abiertos a escuchar nuestras opiniones y a hacer modificaciones de ser necesario por mutuo consenso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada